Compra $21.00 / Venta $23.00
Maxima 30° / Minima 29°
29 de mayo de 2020

BANQUETAS DE MONTERREY, CALVARIO DE LOS PEATONES

POR: SANDRA GARCÍA

Caminar por las principales calles de Monterrey y su área metropolitana es llegar a poner en peligro la vida.
Y es que la gran mayoría de las banquetas se encuentran en pésimas condiciones o están bloqueadas totalmente por puestos del comercio informal.
En los últimos años, las autoridades municipales han enfocado sus recursos en mejorar las vialidades de la ciudad, dejando en el olvido las banquetas, la cuales también son de gran necesidad.
Especialistas en el tema señalan la necesidad de que exista una ley que regule el uso y mantenimiento de las banquetas.
¿Pero quién debe hacerse cargo del mantenimiento de las banquetas?
Primero que nada hay que saber que las banquetas son espacios públicos, al igual que las calles y las avenidas, por lo que los gobiernos municipales son los encargados de construir estos espacios, sin embargo, las banquetas son las más descuidadas y nadie les da mantenimiento.
Ahora si el propietario de una vivienda quiere arreglar su casa y con ello piensa mejorar la banqueta de la entrada tendrá que pagar su respectivo permiso al municipio para hacerlo.
El arquitecto consultor, Esaú Castro Lozano, especialista en temas urbanos y gestoría, manifestó que por eso los ciudadanos prefieren no arreglar sus banquetas porque suena ilógico el hecho que siendo un espacio público tengan que pagar un permiso.
Además señaló que en el tema de las banquetas es algo complicado ya que no sólo se está hablando del mantenimiento sino también de como los puesteros invaden las banquetas y de cómo algunos autos las toman como estacionamientos.
“Aquí hay una cuestión, ya no estamos sólo hablando de que intervenga la Secretaria de Desarrollo Urbano para el mantenimiento de las banquetas, sino que intervenga la Dirección de Comercio para que las despeje del comercio informal y Tránsito para que evite que los autos se estacionen arriba de las banquetas”, especificó el arquitecto.
Con el paso del tiempo las autoridades se han visto rebasadas ante este problema y gran parte del área metropolitana no cuenta con banquetas en buen estado, por lo que cada día los peatones tienen que sortear un sinfín de obstáculos e incluso arriesgar su vida para poder llegar a sus destinos.

Foto: Sandra García