Compra $18.59 / Venta $19.41
Maxima 28° / Minima 5°
15 de noviembre de 2019

NO HAY QUINTO MALO NI 20 AÑOS QUE SE DIGAN FÁCIL: CÍRCULOS DE NADA

Por Dillio Carrizzo

“Tocar es dignidad y orgullo”, dice Chuy Alanís, alma motora de Círculos de Nada, una banda con 20 años mezclando música folclórica y rock, y cuyos detonantes fueron el disco “El Nervio del Volcán”, de Caifanes, La Barranca y diversos grupos del rock mexicano.
Lo que alimentó el valor de la banda tras 20 años de carrera y cuatro discos fue el que el la Ciudad de México les dijeran que no dejaran de hacer lo que les gusta, incluso el que Rosso (de Plastilina Mosh) le ofreciera al vocalista hacer canciones irreverentes para su sello discográfico, pero le dijo “no gracias” porque para Jesús era más importante mantener su identidad, su arte.
“Si Billy Corgan canta en la Banda Limón o Auténticos Decadentes vas a saber que es Billy Corgan. Cuando me escuchan quiero que sepan que mi voz o la música que es de nosotros. No me voy a rebajar a hacer a otra cosa por dinero, el arte se respeta bastante. Si vas a traicionar la vena artística por comer, estás traicionando”, dice Chuy en una charla en su casa, donde estaban Maye, su esposa, su pequeña hija y Héctor, el percusionista.
Puede faltar dinero, despensa por pagar, pero los ideales ahí están, y por eso hace diseños para videojuegos, grabado, compone, toca charango, tresillo cubano, canta y Maye sale al quite, es maestra y empuja por sacar los sueños de Chuy en un año donde ensayar ha sido difícil, tanto que desde diciembre se fue el baterista y semanas después del bajista.

EL ORÍGEN
El nombre surgió en la Facultad de Ciencias de la Comunicación, de la UANL, donde Chuy estudiaba en los 90 e hizo una encuesta en la que participó Homero, tecladista de Inspector, y preguntó por un nombre para su banda, y empezaron con una encuesta en las que se repetían la palabra “nada” y círculo o ciclo, un principio y un fin, el transcurso de la vida. “totalmente existencialista. Y ahora significa lo mismo. La vida es efímera. Antes no lo pensábamos porque andábamos muy Nirvana o muy Nine Inch Nails y ahora que tienes familia lo piensas mejor”.
Respecto a la peculiaridad de su voz, Jesús Alanís señala que se quedó con la opinión de unos españoles que pusieron una rola en una estación de radio en España y se burlaban de su voz diciendo que eran berreos. “Eso fue en tiempos del segundo disco y me dio risa, pero me ayudó a practicar mi dicción. Mi esposa, Mayela, decía ‘es que no se entiende ni madre’ y ahora, aunque no tenga volumen la voz se me entiende. No es una voz muy peculiar, por no decir culera, pero sí, yo sí me enfoqué en afinarme, pero siempre desde que compongo desde el segundo disco me clavé en la voz, para que no fuera plana la voz”.

MÁS FOLCLOR PARA EL ROCK
Para Chuy Alanís muchos grupos suenan igual, todos indie, bonitos, “visualmente chingones”, pero suenan igual, aunque opina que con un charanguito o una jaranita se levantarían. Y respecto a nuevos grupos regios, destaca a Pequeño Fénix, Península, Liber Proyect e indica que cosas originales debe de haber por ahí, por lo que procura ir a escuchar.
Tras la larga charla para Chuy la historia de Círculos de Nada se resumiría en tres palabras: aprendizaje, decepción y arte. “He aprendido y sigo aprendiendo mucho; me ha decepcionado gente, no solo de la música; y el arte es todo lo que te decía, yo realmente las cosas que hago son relacionadas con el arte, hay arte bien pagado y mal pagado, pero a fin de cuentas arte y te ayuda a seguir adelante. Maye no me dejará mentir para mí ha sido el 2019 ha sido pesadísimo. Pasar de ensayar un vez por semana a nada, es frustrante, pero el arte en mi vida es todo”.

PRIMER DISCO “Círculos de Nada” (2000)
“Tony Hernández, del Gran, fue coproductor con Círculos de Nada. Fue grabado en el estudio de Óscar González “El Abuelo”, de Disolución Social, en el centro de Monterrey. En ese entonces Güelito trabajaba de ingeniero con el Gran. A Tony lo conocí en una tocada en El Vortex y hablamos y le dije que íbamos a grabar el primer disco. Nos cobraron casa nada y aún así batallamos. Nosotros éramos cazadores de concursos, ganamos como cuatro concursos, dos en Cedeco (San Nicolás) y dos en el Lucila Sabella (Macroplaza), donde en uno de ellos quedamos en segundo lugar, y otro más, que tuvo que tener Monterrey Joven, y uno más que ganamos en la Ciudad de México. Esa vez con “Güelito” nos faltaban como 4 mil pesos y alguien dice, “eh, hay un concurso en Cedeco y el premio son 4 mil pesos”, “ya, ¡vamos a ganar ese concurso!” Y así como nos dieron la “lana” así se la dimos a “Güelito”. Nosotros, concurso al que íbamos, sabíamos que íbamos a ganar. En uno de esos concursos estuvo el grupo que después sería La Verbena Popular, La Siniestra. Un integrante de un grupo se quejó en ese concurso porque dijo que nosotros éramos profesionales y era de “no mames”, muy apenas teníamos para las cuerdas.
Después de ese concurso dijimos ya no más, se chingó, nada de concurso y sí teníamos muchos reconocimientos, como banda más original, aún hoy en día nos meten a una tocada donde estén bandas diversas. Cuando tocamos, no seremos un éxito total, pero me siento orgullo de tocar lo que queremos”.

SEGUNDO DISCO “El último llanto del Diablo”
“Fue cuando “El Fony” (dueño del Café Iguana) nos dice que tiene un amigo que está abriendo una disquera llamada Discos Antídoto, que toca en Botellita de Jerez. Era el Señor González y la abrió con Toño Sánchez Uribe, otro músico de antaño, “funketo” y él, me dice que si le pasaba mi contacto. Le compramos boleto para que viniera a vernos en una tocada en Café Iguana. Viene El Señor González, se quedó en la casa, nos ve y dice “sí, me late”. Ellos se vinieron a grabar aquí a Monterrey en el segundo estudio de Güelito, que estaba por las bodegas de Serpo, Madero y Escobedo, por el antro Vintage. Estaba haciendo tanto calor que el bato que sale de sombrero en el video de Control Machete en “Andamos armados”, quien manejaba un taxi, puso un huevo en el cofre y se coció”.

TERCER DISCO “Tercer escalón” (2009)
“El tercer disco lo grabamos en el tercer estudio de “Güelito”, allá en el Obispado. Ese ya fe independiente. Estaba grabando Inspector algunas rolas, había un chingo de cheve y nosotros tomábamos bien poquillo, porque si buenos y sanos estamos bien puños para grabar imagínate tomar con los de Inspector que son de carrera larga”.

CUARTO DISCO “2 de Noviembre” (2013)
“Éste lo grabamos con Jake Carmona (Warning, Los Claxons, entre otros), fue más oportunidad que otra cosa. Ese no fuimos con “Güelito” porque éste fue más oportunidad, porque Jake tenía acá su estudio e iba a ser en tiempos muertos, pues nos quedaba con madre, porque era de madrugada y noche. Nos decía ‘eh, estoy libre’, íbamos y grabábamos”.

QUINTO DISCO…
“Se supone que deberíamos estar festejando los 20 años de Círculos y con un quinto disco. Ese era el plan inicial, pero en diciembre se sale el baterista, y el bajista tiene muchos compromisos de jale y no había encontrado gente. Ya estaba pensando en mejor contratar, pero necesitaba gente que realmente chambeara conmigo, estar al 100 en el concepto aunque sea en el tiempo que ensayas. Sí te agüitas, ya habíamos sacado dos tres rolitas y ¡uta! Otra vez, a montar todo. Es como una relación, como cuando llega una novia y te dice la novia “ya lo he estado pensando mucho, vamos a darnos un tiempo”, pos sí cabrón, tú lo pensaste un chingo, pero dame tiempo de pensarlo. Fue un madrazo. Fue un momento en que estábamos mi hermano Alán, Héctor en percusiones y yo. No podíamos hacer nada. Me clavé en el arte del grabado y eso me ayudó para pensar en el concepto del arte del quinto disco”.

¿Te lo imaginas como el papá que ve la ecografía al ver a su hija?
Sí, lo he estado pensando. A como están las cosas en el país en el arte, no dudo que sea el último disco de Círculos, como tal, no sé si la banda vaya a continuar o no. Pero sí le juego como si fuera un disco de despedida o un disco de seguimiento.



CONTENIDO PLUS… PARA BUENOS LECTORES


EN LA AVANZADA
“Para mí, cuando hablan de la Avanzada Regia, lo que dicen Tony (del Gran Silencio) y Homero (tecladista de Inspector) se me hace muy coherente. Pero luego sale este video y un libro pero cuentan la historia como su círculo pequeño las cuenta. No creo que hayan estado en eso, sí en unas partes, pero no en todo. Veo bandas que dicen que eran de la Avanzada Regia, pero no lo eran, salieron mucho después. Otros dicen que si saliste en MTV o Tele Hit si lo son, pero los de la avanzada son los que abrieron las puertas. Hay otra “avanzada”, la que influenció a muchos.
Eso de la “avanzada” para mí es tan irrelevante, no hay una postura de nadie. Que si el bato que va a hacer el video del documental, el libro, no es tu compa, no apareces.
Estoy próximo a hacer un post donde quiero agradecer a las bandas que participaron en Círculos de Nada en sus 20 años, Mundo Cabaret, Juana Gallo cuando tocaban Ruido Norte, Tornillo, Espantosas X, Pulsión… lo que salieron después una etapa muy curiosa de la música en Monterrey, pero que no se habla de Pasto, La Última (de Lucas), era gente que tenía acceso con tecnología ¿qué onda con estos ‘weyes’ que tocaban así? Cando sale la Flor de Lingo. Las tocadas de la Alameda, nadie las está poniendo, solo mencionan a bandas que realmente, aunque si estaban en una escena y tuvieron un hit, los toman como la “avanzada”, pero no es cierto. Para mí (la “avanzada”) mi es El Gran, Zurdok, Inspector, Mamíferos (Habituales), el grupo de “Güelito”, Disolución Social, ¿dónde dejas Factores Mutuos (un gimnasio donde se hacían tocadas)? Los Días de Juventud de la UdeM, que hacían as tocadas en un estacionamiento que ahora ya no existe y con poquito equipo, que todos íbamos ahí porque se ponía chido e ambiente. ¡El Skizzo!”

¿Por qué mezclar géneros en Círculos?
“Soy quien compone las canciones y siempre me ha gustado la música prehispánica, luego descubro que hay música andina, de Argentina, de Chile, y empecé a meterme, que esto es lo que me gusta. Cuando escucho a La Barranca en un lugar llamado El Sepia, por La Alameda, y también luego de escuchar a Caifanes, pues pienso que es lo que me gusta, que lo que me ponía la piel chinita era el sonido del caracol ¡Hijuesumadre! Y mi papá también fue muy dado a viajar y conocer culturas”.

¿Cuándo y por qué formar la banda?
Yo tenía como 16 años, la hice solo, empecé a componer canciones, a ver cómo funcionaba todo. Ayer me estaba acordando de algo, que fui a ver a San Antonio (Texas) a ver a Tool…

¿Qué tiene qué ver Tool con Círculos de Nada?
Andaba por el mall del río y estaba un grupo andino tocando y me pasé la tarde ahí. Estaban con charango, con quenas, zampoñas y fue de lo que yo sabía de la música andina, por eso me quede enamorado del charango, por eso lo toco. No he tenido la oportunidad de tocar allá, en Perú, pero a lo que voy es que al ir a ver a Tool, me los encuentro, con esa cultura andina.

¿Te gusta el metal?
Bastante. Empecé a tocar de Megadeth a Iron Maiden, y el grupo donde estaba tocábamos algo de Dream Thearter. A mí me gustaba mucho Pantera, Sepultura…

¿Estudiantes música?
No, nada.

¿Pero sabes de partituras?
No, no sé, leer música.

Pero te juntas con la gente que sí sabe
Sí, digamos que los uso (risas). Me tocó trabajar en el tercer a quienes les digo “músicos de adeveras”, porque son los que sí saben y los admiro y respeto un chingo. Siempre hemos estado rodeados de gente que saben y son lo que me dicen que la cosas que hago están un poquito complejas, batallan un poquito para escribirlas y eso me gusta porque quiere decir que no estamos tan mal. Para el segundo y tercer disco platicamos con gente que hacía música clásica y me llamaba la atención porque me decían “tú dime qué toco y yo lo hago” y sí, lo hacían con madre, pero con creces. En cambio, hay otros como Fery y Juanqui (trombón y trompeta) del Gran Silencio, que ellos nos ayudaron una canción del cuarto disco que se llama “Cada mañana”, esa rolita se la hice a Mayela. mi esposa, ella decía cuando estaba chavita que Tony del Gran era su novio, pero lo conoció ya después, ya cuando nos casamos, ya se había casado conmigo, ni modo. Entonces esa rola fue porque sabía que íbamos a tener a la niña después del disco, que es un viaje de más de dos personas la vida. E invito a Tony para que la canción estuviera con dos personas especiales de su vida, porque John Lennon va a estar cabrón. Fery y Juanqui son estudiados, son chingones, pero lo que los hace diferentes y mejores a muchos que conozco es que en esa canción les dije lo que me imaginaba y me mandaron a la chingada, “ah, Simón, a ver qué sale”, “sí, veta a lo tuyo, nosotros acá”, y en la parte de en medio hacen un duelo de trompeta y trombón precioso, y eso es de ellos, dejaron marcada la canción para toda la vida. Son felices porque hacen las cosas que los hace sentir libres, no de forma cuadrada.

¿Qué músico te acompañan ahora?
Tengo a Héctor en las percusiones, con él hago percusiones y avanza muy bien, es lírico. Mi hermano, Alan “El Cangrejo”, es muy bueno de oído. Arturo, que es bajista, él sí se las sabe de todas todas, tocó en Códice (banda regia de progresivo de finales de los 90). Mi jale es crear las canciones, la imagen del grupo, todo los conceptos de los discos son míos y mi hermano Alan me ayuda en el aspecto visual. Mi chamba es soñar.

Foto: especial